NI EJERCICIO CARDIOVASCULAR NI EJERCICIO DE FUERZA. LOS DOS

NI EJERCICIO CARDIOVASCULAR NI EJERCICIO DE FUERZA. LOS DOS

El ejercicio de fuerza  aumenta su presencia año tras año en la literatura científica, mostrando cada día mayores beneficios para la salud. Con mucha más tradición,  el ejercicio de tipo cardiovascular ya ha mostrado su valor en la reducción del riesgo de mortalidad por cualquier causa. Es por tanto lógico que se esté investigando la forma más adecuada de combinarlos.  

 

Es vital tener en cuenta que lo más importante de todo este debate es que sea productivo para la población general, que es aquella que debe beneficiarse. Por tanto es fundamental transmitir bien el mensaje. Cierto es que, en las diferentes charlas y conferencias que damos desde la Fundación IPEFC, estamos otorgando más presencia al entrenamiento de fuerza. No hacemos esto porque sea más importante, sino porque el entrenamiento de tipo cardiovascular ya tiene un espacio consolidado, y no necesita ser defendido para su inclusión en los programas de ejercicio físico orientados a la salud. Consideramos, sin embargo, que sí es el momento de sensibilizar sobre la relevancia del ejercicio de fuerza.

 

En un artículo muy reciente, los autores discuten el estado de esta cuestión con unas conclusiones claras, que aunque a muchos especialistas del ejercicio le resulten insuficientes, son de vital importancia para la población y posiblemente pasen, de nuevo, desapercibidas. 

SI REALIZAS ACTIVIDAD FÍSICA, MEJOR COMBINA AMBAS, TU SALUD SALDRÁ MÁS BENEFICIADA

Gráfica Beneficios

Handy CE, Blaha MJ. Strong Implications But Weak Evidence for Strength Training. Journal of the American Heart Association. 1 de noviembre de 2017;6(11):e007761.

Área de ejercicio FUNDACIÓN IPEFC.