ACTIVIDAD FÍSICA, EJERCICIO FÍSICO O DEPORTE ¿QUÉ NECESITO?

ACTIVIDAD FÍSICA, EJERCICIO FÍSICO O DEPORTE ¿QUÉ NECESITO?

En una sociedad en la que la información fluye a una velocidad vertiginosa, es muy necesario ser capaz de filtrar la misma para aprovechar lo bueno y desechar aquello que no se corresponde con la realidad, o que simplemente no se adecuada a los intereses u objetivos de un determinado colectivo de personas.

En el caso concreto de l@s pacientes con cáncer, existe un enorme campo de conocimiento que ha investigado, y en muchos casos demostrado, el valor del movimiento para hacer frente a la enfermedad. No nos hemos equivocado, hemos elegido la palabra movimiento para englobar al conjunto de acciones o actividades que venimos leyendo en las diferentes publicaciones y, de forma más cotidiana, que escuchamos en las conversaciones que surgen con pacientes, familiares y profesionales sanitarios.

En este punto, como profesionales del ejercicio debemos ser muy rigurosos y críticos a la hora de informar a la población acerca de los beneficios de “moverse”. No podemos utilizar términos inadecuados cuando emitimos mensajes importantes a una población sensible. Actividad física, ejercicio físico y deporte son tres conceptos diferentes que hacen referencia a tres formas de organizar el movimiento humano y que, como consecuencia de su naturaleza, provocan efectos diferenciados sobre el organismo de las personas, lo cual irremediablemente debería implicar proponernos objetivos diferentes con cada uno de ellos.

La actividad física supone llevar a cabo movimiento con el consiguiente consumo de energía, es decir, implica los conceptos clave de movimiento y gasto de energía. Dicha acción no supone el establecimiento de ningún fin, ni por tanto ninguna forma de organización de la misma. Cuando establecemos objetivos teniendo en cuenta las características de cada persona, organizamos las acciones en el tiempo y somos capaces de modificar variables en los diferentes periodos para alcanzar los fines propuestos, esa actividad física se convierte en ejercicio físico. Es decir, podríamos decir que el ejercicio físico es una forma de actividad física (movimiento + consumo de energía) organizado en el tiempo para lograr unos objetivos en un sujeto concreto.

El tercer concepto, quizás el más extendido entre la población general y entre los profesionales del ámbito sanitario y que quizás genera una mayor confusión, es el de deporte. Este consiste en la organización de la actividad física en un contexto competitivo reglado que engloba una gran cantidad de modalidades y especialidades.

Como se ha dicho al inicio, la actividad física, el ejercicio físico y el deporte son conceptos y realidades diferentes que deben ser utilizadas y aplicadas en función de las características, necesidades y preferencias de cada sujeto, y siempre bajo la supervisión o el asesoramiento de un profesional cualificado para ello.

Lectura recomendada:

https://g-se.com/es/salud-y-fitness/articulos/definicion-y-clasificacion-de-actividad-fisica-y-salud-704

Carlos Lloret, responsable del área de formación IPEFC.